GRAN INTERÉS POR LOS CRISTIANOS DE ORIENTE MEDIO


El pasado 11 marzo, junto con párrocos de la Iglesia San Juan Evangelista de Torrejón de Ardoz, realizamos una charla-coloquio que contó con la presencia del Arzobispo Siríaco Don Nicolaos Matti
Abd Alahad y el Portavoz de la Asociación de armenios de Madrid Don Karen Mardanyan. El título del evento "Del Genocido Armenio al exterminio de Siria e Irak. 100 años de sufrimiento. SOS cristianos", no dejó indiferente a la gente, lo que levantó el interés de un numeroso público que asistió
al acto. Con una sala abarrotada de asistentes, multitud de personas tuvieron que acomodarse como pudieron en las escaleras o en una sala contigua que tuvo que habilitarse para la ocasión. Estimamos que más de 200 personas nos acompañaron en aquella tarde de viernes.

La sala se quedó pequeña para albergar tanto público
Comenzó la exposición Don Karen Mardanyan, informando a los presentes qué fue y qué supuso el Genocidio Armenio ocurrido entre 1915 y 1923. Acompañado de un vídeo y una explicación didáctica, consiguió la empatía inmediata del público asistente. Gracias a Karen Mardanyan, los fieles asistentes conocieron que Armenia fue el primer país que adoptó el cristianismo como Religión, lo que le valió a este pueblo ser perseguido con saña durante siglos, incluido el intento de exterminio que supuso el Genocidio Armenio.

Karen explica al público la dura realidad del Holocausto Armenio
Acto seguido tomó la palabra Monseñor Nicolaos Matti, Arzobispo Siríaco en España y profundo conocedor del sufrimiento cristiano en Siria. Comenzó su exposición con una crítica a las primaveras árabes, que catalogó "como inviernos fríos y oscuros" que han traído a su país a terroristas del mundo entero que se "comportan como vampiros, porque temen a la Cruz". Moseñor Matti, conteniendo las lágrimas a duras penas, recordó uno a uno a sus familiares, amigos y feligreses asesinados por su condición religiosa. Especialmente terrorífico fue el testimonio del asesinato de un matrimonio conocido, que no pudiendo pagar el Yizya y negarse a convertirse al culto mahometano, fueron asesinados previa decapitación de su bebé de tan sólo un año de vida.

El público escuchaba estupefacto a Monseñor Matti
Llegado el turno de preguntas, ante las dudas y preocupaciones de los presentes, Monseñor Matti fue contundente en su denuncia al afirmar que "nuestros hermanos son perseguidos en Siria, les roban hasta los pendientes de sus hijas", para añadir que "en los centros de refugiados de Alemania, otros refugiados están atacando con violencia a los pocos refugiados cristianos que han conseguido llegar a Europa", alertando que "entre los refugiados se esconden terroristas de Al Qaeda y del Estado Islámico".

Moseñor Matti recaudó cientos de euros de los presentes para los niños y niñas de Siria