EL NUEVO KOSOVA WAHHABÍ


Iglesia destruida en Kosovo
Hace unos días, un artículo de Eurasian Hub que hablaba del fracaso de la U.E  en su intento de eliminar la corrupción albanokosovar, fue colgado íntegramente en nuestra Web por su interés general. Sin embargo, debemos corregir uno de sus párrafos por considerarlo erróneo y simple. Dicho párrafo sería el siguiente:
 
“Los gobiernos serbios siempre han utilizado como argumento propagandístico la descripción de Kosovo como una cabeza de puente de las mafias balcánicas. También –al igual que hicieron con Bosnia– metieron miedo con el peligro de la infiltración del fundamentalismo islámico, inexistente como se puede comprobar por la vestimenta de las mujeres de menos de 50 años en las calles de Prístina o Prizren”.

Por lo que respecta a un Kosovo como una cabeza de puente de las mafias balcánicas, es un hecho que ha podido utilizar propagandísticamente Belgrado, pero que lo certifica la lectura del citado artículo íntegramente y que, sin ir muy lejos, podría corroborar la policía española con datos objetivos.

En cuanto a la relación entre la vestimenta de mujer  y el mayor o menor extremismo islámico, diremos lo siguiente:

La circunstancia de que el velo islámico este prohibido en los espacios públicos del pseudoestado kosovar, no implica necesariamente que no existan mujeres que porten esta prenda en Kosovo. De hecho, tras la aprobación de la ley que prohibía usar vestimenta islámica en lugares públicos de Kosovo, hubo manifestaciones de miles de extremistas que protestaron por esta ley refrendada por un temeroso Thaci y compañía.


Multitud de mujeres jóvenes protestaron porque las autoridades albanokosovares prohibieron el velo islámico

En el Kosovo actual el extremismo wahhabita financiado por Arabia Saudí y Turquía está en crecimiento continuo, al calor de los minaretes construidos por estos países. Y desde el pasado marzo de 2013 en Kosovo ya existe el primer partido integrista islámico llamado Bashkohu.

En ocasiones este aumento del fundamentalismo ha ido acompañado de terrorismo. En marzo 2011 el yihadista albanokosovar Arid Uka disparó contra un autobús que transportaba militares estadounidenses en Frankfurt. Murieron dos soldados. Asimismo recientemente, según diferentes medios de comunicación, más de 100 albanokosovares wahhabíes se habrían alistado a las fuerzas opositoras sirias.


Vídeo de terrorista albanokosovar en Siria

Este auge extremista no es un problema exclusivo de Kosovo, sino también de Montenegro y Macedonia. Según Zoran Mitovski, responsable de contrainteligencia macedonio, la situación es preocupante, “sobre todo si uno ve el caso de Bosnia con sus cientos de mezquitas y la proliferación de hombres barbudos”.

De todas formas, que uno vista al estilo occidental, tampoco implica ausencia de extremismo islámico. A la caída del Imperio Otomano, organizaciones supuestamente laicas y creadoras de la actual Turquía, asesinaron a más de un 1.500.000 armenios, 750.000 asirios y 300.000 griegos de Pontus, por ser poblaciones cristianas y ser un problema para la homogeneidad religiosa islámica de la entonces nueva Turquía.

Fosas comunes de griegos asesinados
En Kosovo existen pruebas evidentes de fundamentalismo religioso y persecución de minorías, desde el mismo momento que se queman Iglesias, se destruyen Monasterios, se dañan frescos y se profanan cementerios cristianos. Por eso es vergonzoso que alguna asociación católica hable en España de una supuesta tolerancia religiosa en Kosovo, cuando numerosos católicos albaneses también han sufrido persecución y discriminación (véase el caso del criminal de guerra Haradinaj).

Ejemplos de tolerancia en Kosovo:


Quema de iglesia en Kosovo

Extremistas iconoclastas dañan frescos en Kosovo