LA INCIDENCIA DEL CÁNCER ENTRE LOS SERBIOS DE KOSOVO AUMENTA UN 500% A CAUSA DE LOS BOMBARDEOS DE LA OTAN

Una vez pasaron los dos primeros años desde los bombardeos de la O.T.A.N de 1999 con bombas uranio empobrecido, los efectos de la radiación ocasionada por  las ojivas de uranio de dichas bombas, se hicieron patentes entre la población  de la región serbia de Kosovo-Metohija, aumentando los casos  de cáncer entre los serbios de Kosovo en un 500%. El hecho de que el material radiactivo J 131 esté presente en las biopsias obtenidas por los médicos forenses, demostraría la causalidad entre los bombardeos de la OTAN y el aumento de los casos de cáncer en la región.

Los tumores malignos más comunes entre adultos serían el de pulmón y aquellos que afectan a los órganos reproductivos. En niños habrían aumentado los casos de leucemia.

Las tropas de la OTAN también se habrían visto afectadas, sobre todo en lo que se refiere al contingente italiano y al portugués. De hecho, la OTAN estaría pagando daños y perjuicios a las familias de los fallecidos de las tropas de la KFOR, pero siempre bajo el silencio de los medios de comunicación occidentales.

Sin embargo no hay datos sobre el número de enfermos entre la población albanesa, aunque se cree que esas cifras serían alarmantes, especialmente entre los que viven al sur del río Ibar y los que habitan en zonas cercanas a la frontera con Albania. Las Autoridades albanesas en Kosovo estarían silenciando todo como agradecimiento a la concesión de la “independencia” por parte de las élites occidentales.

En este sentido, el cuarto "Presidente" de Kosovo, Atifete Jahjaga, habría dicho que el inicio de los bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia, marcaría uno de los días más importantes de la historia de Kosovo en su "lucha por la libertad y la independencia".

Este títere de los señores de la droga y del tráfico de órganos, dijo el día 24 de marzo: "La guerra gloriosa de KLA (Kosovo Liberation Army) despertó la conciencia del mundo e invocó la decisión para llevar a efecto el bombardeo humanitario de la OTAN". Con estas palabras los albaneses serían las únicas personas en el mundo que celebran un bombardeo sobre ellos mismos. La OTAN lanzó miles de misiles y bombas de uranio empobrecido sobre Kosovo y Metohija, matando a muchos albaneses, y contaminando el aire y el agua por los siglos venideros. Feliz celebración. 

 Fuente:Serbia S.O.S